CINCO SECRETOS PARA CREAR UNA PERFECTA CASA MILLENNIAL

Cinco secretos para crear una perfecta casa millennial

 

Exigentes, caprichosos, creativos y con sobrada preparación, los millennials han llegado a romper paradigmas y a transformar no sólo la manera de consumir, sino también de vivir, basándose en un estilo de vida práctico, minimalista, a la vez que estético y con un aire eco.

Son amantes de las casas que garantizan funcionalidad, comodidad y flexibilidad a los cambios, ya que estos chicos están acostumbrados a los movimientos y transformaciones que exige la vida urbana modera, como cambiar de roomie, de depa, o hasta de pareja, por ejemplo.

Son fanáticos de los espacios abiertos, las distribuciones bien planificadas y la tecnología de punta integrada en toda la casa.

 Así que la supresión de paredes para crear espacios más amplios y fluidos, los artículos de diseño low cost (muchas veces adquiridos en tiendas on line), mezclados con muebles rústicos o estilo vintage, accesorios minimalistas como lámparas, espejos, marcos, y algunos muebles, son algunos de los secretos de la decoración millennial.

 

1. ¡Adiós a las puertas y a los muros! 

 Ya de por sí es asfixiante vivir en una ciudad sobrepoblada, como para llegar a una casa donde las puertas y los muros restrinjan los espacios. Así que no es ninguna locura que en un hogar de millennials la habitación esté conectada directamente con la cocina -sin puertas ni paredes- y un armario cumpla la doble función de guardar la ropa y separar los ambientes. 

Los muebles multiusos son vitales en la decoración de una casa de este estilo, así que no te asombre encontrar una escalera de madera que al mismo tiempo sea armario, cama o escritorio.

 Eso sí, es básico tener una excelente iluminación y guiños verdes en toda la casa, como maceteros de estilo minimalistas con follajes verdes y suculentas.

 

 

2. Espacios de trabajo y creatividad

Si hay algo que distingue a los millennials es su pasión por el tiempo libre y los horarios flexibles. Estos jóvenes nacidos entre 1981 y 1995 han transformado la manera de trabajar y han creado una generación que no necesita cumplir con un horario de oficina. 

Es por eso que en una casa de esta naturaleza no pueden faltar espacios creativos que les dejen fluir las ideas. Los estilos industriales, combinados con muebles de maderas rústicas y colgantes de follaje verdes, jardines verticales y maceteros de diseños minimalistas con coles y alcachofas, que representen un respiro visual, son de los estilos decorativos favoritos de los millennial.

 No puede faltar la conexión WiFi, además de un escritorio y asientos cómodos; muchos prefieren que sean muebles low cost.

 

 

3. Cocina millennial

Aquí se pueden reunir con sus amigos y cocinar deliciosos platillos saludables, tomar un poco de vino y abandonarse a las charlas inteligentes.

Las cocinas con un look vintage, elementos rústicos de madera con diseños industriales o minimalistas son sus favoritos, compleméntalos con follaje verde para darle ese toque eco a la decoración.

Prefieren elementos decorativos prácticos, que no demanden por mucho tiempo su atención.

 

4. Espacios outdoor

A los millenials les encanta disfrutar de sí mismos, ya sea haciendo yoga, leyendo un buen libro o simplemente pasando un rato escuchando su playlist favorito; si tienen el privilegio de tener un espacio al aire libre, como una terraza, bien lo pueden destinar para sus hobbies favoritos.

Convertir un muro en un jardín vertical de follaje artificial puede ser un espacio que invite a tomar un pequeño relax. En Pinterest e Instragram hay infinidad de ideas de dónde inspirarse.

 

 

5. La bici va dentro de la casa 

Uno de los gustos favoritos de esta impredecible generación es su fascinación por las ruedas. Las bicicletas son el medio ideal para desplazarse por las vialidades, así que también formarán parte del paisaje visual. Algunos irán más allá y las integrarán como parte de la decoración que engalana una casa millennial.

Esta generación creció durante la época del cambio del milenio, bajo un paraguas de prosperidad económica a nivel mundial, que les brindó una infancia confortable, libre de carencias materiales, pero que al crecer y convertirse en adultos tuvieron que enfrentarse a la precariedad del mercado laboral, derivada de la gran crisis del 2009.

Circunstancia que los obligó a cambiar su forma de interactuar con el mundo, y, por lo tanto, a cambiar la visión tradición de cómo debe ser un “hogar”; el que ahora conciben como un espacio confortable, seguro, en el que se privilegia la buena inversión a largo plazo, en vez de lujo.

 


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados