DILE ADIÓS AL BLANCO PURO Y DALE LA BIENVENIDA AL ROSA PÁLIDO

¡Hola de nuevo! Sé que mis últimos post han estado muy enfocados a darte tips para decorar con flores artificiales cualquier espacio, desde tu terraza hasta tu habitación, o cómo decorar un evento con réplicas muy naturales de flores, hasta cómo hacer tus propios accesorios. 

Pero esta vez también quiero compartir contigo anécdotas que he vivido en este apasionado transitar por el mundo deco, en el que las flores artificiales tienen una presencia muy importante, porque son como la cereza del pastel de la decoración de un espacio o de un evento. 

Así que te contaré una de mis últimas experiencias con un color que parece difícil, pero que no lo es y que ha adquirido un tinte muy sofisticado, el pale dogwood. 

Cierto día acompañé a una de mis mejores amigas, también diseñadora de interiores, a remodelar una boutique de moda femenina. La dueña quería transformar ese espacio de un estilo nórdico contemporáneo por un look más glamuroso, íntimo y sutil. 

Aunque revisamos las tendencias de decoración, esta vez decidimos no guiarnos por un estilo decorativo sino por un color: el pálido y elegante pale dogwood, que sin duda ha ganado terreno en las propuestas deco de esta primavera, y ¿qué crees?, ¡acertamos! 

Por fortuna, el espacio tenía un aire minimalista que nos permitió transitar de un estilo a otro sin la necesidad de hacer una gran remodelación. Con sólo algunos cambios de color, dos o tres muebles nuevos y los accesorios correctos logramos transformar la vista de la tienda en su totalidad. 

Todo un desafío de decoración… 

La pureza de las líneas de los muebles y las tonalidades predominantemente blancas, nos dieron la pauta para hacer un cambio radical, sin tantos movimientos. 

Inspiradas en este color similar al rosa cuarzo, pero con tintes más cercanos al melocotón, pintamos al menos una de las paredes principales de cada habitación; conservamos los muebles y los accesorios en colores neutros y naturales, así como los negros y blancos, que balancean la sensación acogedora del rosa pálido, cuidando no crear un ambiente demasiado cándido y sentimental. Me entiendes, ¿verdad? 

Sustituimos las lámparas blancas por unas de cobre rosado –otra de las tendencias deco preferidas de este año- con líneas muy depuradas y formas geométricas; cambiamos los accesorios de formas básicas por unos más ligeros de este material, desde uno que otro marco hasta bases para plantas y flores artificiales. Este es el mix ideal para este tipo de decoración. 

Los elementos de acabados metálicos aportan un toque de glamour y ganan mucha presencia si, además, haces una mezcla de texturas sobre tejidos naturales como el mimbre o el ratán, que combina muy bien con paredes y piezas de tapicería del mismo color. 

Remate de color y de textura ¡con flores artificiales! 

Las flores, si bien tienen que ser escasas para no saturar la vista, que mejor lucen en estos espacios son las de tallos largos como las varas de cerezo; de hecho, cuando pienso en una decoración basada en el color pale dogwood me imagino campos llenos de sakuras (cerezos japoneses en flor), que inspiran ternura y cierta espiritualidad. 

No son las rosas clásicas, ni las hortensias, que eran de las favoritas para estilos como shabby chic --también inspirado en tonalidades rosadas-, sino las orquídeas blancas con ligeros tintes rosas, los cerezos, los tulipanes y las peonías en tonalidades muy pálidas y conservando los largos tallos verdes. 

En espacios más formales de la boutique, como la oficina, colocamos algunos follajes verdes sobre bases metálicas en colores sólidos, como el negro o el blanco, y de fibras o materiales naturales, como la madera, el mimbre o el ratán, para darle un respiro al ambiente. Pues el verde, como color neutro dentro de las flores y plantas, dota de cierta naturalidad a sitios donde aparentemente no predomina la natura, sino una atmósfera artificial.

Un guiño de sofisticación 

Aunque el estilo nórdico predominaba, para completar la decoración de esta boutique, mi amiga y yo adquirimos un par de sillones y un diván, de gama alta, que le dieron un toque de sofisticación. 

Más allá de la ternura o inocencia que pueda inspirar este tono tan trendy en esta primavera, el pale dogwood puede inspirar lujo, sensualidad y feminidad; significados que lo colocan como un color ideal para espacios comerciales como boutiques, salas de belleza, joyerías, o dormitorios femeninos. 

Como decoradora sé que lo importante es imprimir una nota de elegancia a los espacios y para lograrlo debemos evitar que la decoración con flores artificiales, para un estilo de esta categoría, sature la vista de quienes lo ocupan o de quienes lo visitan y sean más bien un respiro para la decoración. 

Inténtalo y te encantará, ¿te animas?


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados