14 ideas DIY para San Valentín

El amor está en el aire y es el momento idóneo para festejar a quien te roba los suspiros. Así que he preparado este especial con catorce ideas con flores artificiales para decirle cuánto la (o lo) amas. 

¡Jamás se quejará de tu falta de imaginación! Hazlas y conquístala (lo) otra vez. Una experta te lo garantiza…

  1. Cena ¿en pareja? 

Una cena romántica es una idea genial para celebrar el Día de San Valentín, porque requiere de todo un ritual para demostrar tu amor a esa persona especial; desde preparar los platillos y elegir un buen vino, hasta crear ese ambiente íntimo que incite al romanticismo. Para lograrlo, debes poner atención en los detalles. 

Te diré cómo: Decora la mesa con un bouquet de rosas rojas y colócalo en una base de cristal. Coloca rosas sobre los platos y velas alrededor.  Harás que vuelva a enamorarse. 

  1. Lo esencial no es visible a los ojos 

¿Recuerdas esa frase de El Principito? En el amor lo esencial no es visible a los ojos. Comunica tus sentimientos más profundos con un detalle tan sutil como éste: 

Dentro de un capelo de cristal con base de madera, coloca una rosa pequeña dentro de un frasco o botella. El detalle es tierno y demuestra ese interés que tienes de que todo salga perfecto para esa persona tan especial. 

  1. Haz que perdure para siempre 

Tomados de la mano, en un restaurante bohemio, caminando por la calle o tomando el sol en la playa, haz que los momentos más románticos perduren. Selecciona las fotos que reflejen el amor que se tienen y enmárcalas con un marco DIY con flores u hojas verdes. 

Algunos tutoriales te podrán dar consejos muy prácticos para que dentro de un marco o sobre él, puedas ir colocando algunas pequeñas flores engarzadas y conserves sus mejores recuerdos. 

  1. Une nuit d'amour 

Un aroma a vainilla, la luz de las velas y la belleza de las flores crean la atmósfera perfecta para una idílica noche de amor. 

Decora la habitación con velas de distintos tamaños y entremezcla con flores de color rojo, rosa, blanco o violeta, que simbolizan amor y otros sentimientos sublimes. Puedes dibujar un  sendero a lo largo de la habitación o reunirlas en una sola mesa. El ambiente será tan romántico y acogedor, que todo será irresistible. 

  1. Sweet love 

Recibir un paquete así nos puede alegrar durante todo el día. Las tendencias actuales apuntan hacia la diversidad de colores dentro de un mismo ramo o bouquet, así que, ¡no te limites! Trata de experimentar con todos los tonos que tienes a tu alrededor; además, acompañar las flores con algunos detalles dulces o chocolates provocará que esa persona simplemente ¡se derrita! 

Hazlo con cajas circulares y añade delicados listones de satín que le darán un toque sensual a tu obsequio. 

 

  1. ¡Sombreras de flores! 

¿Quién dice que en el Día de San Valentín se celebra sólo el amor?  Expresa el cariño y la ternura que te despierta tu persona favorita con una deliciosa sombrera repleta de flores en tonos suaves. 

Recuerda elegir cuidadosamente las flores según su significado para transmitir con sutileza las emociones y sentimientos que te inspira esa persona tan especial. 

  1. Pink love 

¿En serio, el día de San Valentín todo va en rojo? ¡Rompe los protocolos! ¡Arriésgate! Con un bouquet como este podrás expresar todo tu amor a tu novio, a tu amiga, a tu vecina, a tu mamá, ¡a todas tus personas favoritas! El concepto es fresco, dinámico y muy chic, ¡y hacerlo te lleva dos minutos! 

Compra un bouquet de flores de colores radiantes y olvídate del rojo. Pienso en colores como fiusha, tangerina o naranja, o de cualquier otro color vibrante que te guste. Luego, consigue un pliego de papel envolvente en blanco y negro; puede ser con rayas, lunares, besos, bigotitos, gatos, o la figura que tú quieras. Envuelve el bouquet con el papel decorado ¡y obtendrás un obsequio adorable! 

  1. Díselo con flores 

¿Las cosas no andan bien? Resuélvelo con flores. Si tu pareja ha sentido esos “celitos” porque te llevas muy bien con un amigo de la oficina, o porque siente que estás “tan ocupada” que le dedicas menos tiempo, recuérdale cuánto lo (o la) amas con hortensias azules. 

Un ramo de esta flor expresará tu gratitud y fidelidad, pues son símbolo de gracia, belleza y abundancia, debido debido a la cantidad exuberante de flores que tienen y a su forma redonda tan generosa. El color azul simboliza todos los sentimientos que van más allá de la simple pasión y que permanecen en el tiempo y simboliza la fidelidad.

 Así es que ya lo sabes, si tienes pensado regalarle flores a tu pareja y quieres comunicarle por medio de ellas que eres fiel; cómpralas azules. 

  1. Regala tu corazón con flores 

Nada como demostrar tu amor con un corazón de flores. Es simbólico, claro, pero puedes obsequiar un corazón floral en tonos rojos que tu pareja pueda colocar en uno de sus lugares favoritos para que recuerde cuánto la quieres. Es una idea DIY que puedes aprender a hacer en un tutorial, pero también puedes adquirirlo en una tienda especializada de arreglos florales. 

10.  ¿Te quieres casar? El lenguaje de las flores es dulce, romántico, elegante y sutil.

Así que puedes empezar a preparar a tu amada sobre cuáles son tus intenciones recibiéndola con una delicada decoración floral en casa.  Las peonías han sido consideradas, desde tiempos antiguos, símbolo de riqueza, suerte y felicidad. Representan elegancia y posición. Así que si estás a días de darle el anillo de bodas, ¿por qué no colocar detalles florales en toda la casa con peonías? “Algo” le estarás diciendo. 

11.  Monta un spa privado

¿Tienes una bañera en casa? Ya sé que no siempre existen las condiciones en tu vida para disfrutar de ese espacio tan relajante. Pero el 14 de febrero puede ser un día ideal si lo transformas en un auténtico spa colocando velitas y flores diminutas alrededor de la bañera, una banqueta de toallas, jabones con ricas esencia y una delicada decoración con flores.    

12.  ¡Buenos días, amor! ¿Qué sensación más romántica que al despertar encuentres el desayuno en la cama?

Un omelette de vegetales o de jamón y queso; tostadas de pan; café con leche, jugo de naranja y fruta podrían ser un menú verdaderamente romántico, si además lo acompañas con una linda decoración con flores. Recuerda usar accesorios cotidianos como una jarra de porcelana o tacitas de tu vajilla preferida.  O bien, compra bases pequeñas de cristal con agua dura para poner florecitas de tallos cortos, como peonías en tonos durazno o rosa, que le darán ese toque de dulzura. 

13.  Un clásico ramo de flores 

Quizá tu esencia es un poco más clásica y te gusta conservar la tradición, si es así, entonces obsequia un hermoso ramo de ranúculus. En el lenguaje de las flores, los ranúculus expresan amor y admiración, y al regalar esta flor le dices a esa persona “eres radiante y encantadora”, “estás llena de encanto”. En color blanco dicen “has seducido mi corazón” 

14.  Hasta el último detalle: ¡la envoltura!

Cuida hasta el último detalle. Si tienes un regalo especial que dar a tu amado(a) cuida que la envoltura refleje cuánto lo amas. Puedes adquirir algunas flores y colocarlas sobre la envoltura, reemplazando al típico moño de regalo. Será un deleite para quien lo recibe. 

El amor todo lo puede, así que con un poco de imaginación y encanto podrás decirle a esa persona cuánto la amas. Ser romántico no es ser cursi, especialmente si cuidas el buen gusto. Las flores son un medio muy especial que dotará de un encanto perdurable cada momento de tu vida. 

Si necesitas de más ideas también puedes contactar a nuestros especialistas, quienes estarán encantados de ayudarte a conquistar o reconquistar al amor de tu vida.


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados