LA VIE EN ROSE

¡Sí, amamos el shabby chic! ¡Amamos las flores y amamos la vie en rose! Aunque me queda claro que este estilo decorativo no es para cualquiera: hace falta tener una personalidad romántica y soñadora, que le guste trasladarse a las campiñas inglesas del siglo diecinueve. 

Pero en pequeñas dosis y en forma de objetos cotidianos, esta tonalidad tiene mucho potencial para crear ambientes sweet. 

Hace poco visité Pinterest en busca de ideas originales para decorar el dormitorio de una adolescente, y este estilo me fascinó. La tendencia del shabby chic luce muy bien en habitaciones para niñas y adolescentes, pues el rosa simboliza un mundo de ternura, fantasía e imaginación. 

Pero hay mujeres jóvenes y adultas que también aman el rosa, porque este estilo las hace viajar hasta la Gran Bretaña decimonona y las trasladas a los paisajes que retrató la escritora Jane Austen en su novela Orgullo y prejuicio

Si eres una mujer a quien le encanta el shabby chic pero no tan recargado de tonalidades rosadas, puedes neutralizar la decoración de dormitorio combinándolo con gris plomizo, banco, arena, o verde greenery, este último además transmite naturalidad junto con el rosa y el blanco. 

Para recrear la dulzura de las antiguas casas campestres de la Gran Bretaña, basta mezclar una paleta de colores baby y pastel -especialmente rosa- e incorporar detalles como libros antiguos, canastas de mimbre, lámparas de mesa antiguas y frascos de conservas decorados con flores artificiales. 

Bueno, entre tanto, quiero compartir contigo algunas claves básicas para reproducir ese encanto inglés, sin saturar la habitación de flores y tonos rosados.  

Libros viejos 

Todos tenemos libros que leímos en una época en nuestra vida, a los que les tenemos aprecio, pero se han deteriorado con el tiempo. Rescátalos del baúl, apílalos y átalos con listones de encaje; en la superficie coloca algunas flores artificiales -peonías, hortensias, rosas y ranúnculus son las ideales-, y colócalos en una mesita de noche, un librero o un tocador. 

Puedes añadir algunas piezas de joyería vintage e intercalalas entre las hojas. El resultado será un complementosweet, discreto y muy romántico. 

Canastas de mimbre 

Las canastas de mimbre son una alternativa rústica que, si la decoras con listones y holanes de tela en colores neutros, y las rellenas de frondosos bouquets de flores artificiales (las hortensias lucen geniales, lo mismo que una combinación de flores redondas como peonias y ranúnculus) tendrás un complemento decorativo adorable. Si deseas neutralizar la decoración agrega follaje que le dará naturalidad al ambiente. 

Lámparas de mesa antiguas 

Quizá por ahí, en alguna parte de tu ático, conserves una lámpara de mesa antigua de la que no has querido deshacerte porque tiene un valor simbólico para ti; pero, afortunadamente, uno de los principios del shabby chic es revitalizar objetos antiguos y darles una segunda oportunidad. 

En el caso de las lámparas de mesa decora solamente la pantalla con flores artificiales; únicamente debes elegir un tipo de flor en un solo color y cubrir la superficie de la pantalla en su totalidad. Notarás que este elemento le dará un toque chic a tu habitación. 

Velas aromáticas 

Las velas dotan de romanticismo a cualquier espacio, independientemente del estilo decorativo en el que estén ubicadas. Despiertan los sentidos gracias a los aromas agradables que desprenden y el de la vista, pues la luz que emanan es tan tenue que resulta acogedora. 

Aunque por sí mismas son piezas bellas, puedes darle un toque shabby chic si las decoras con flores. Si es un cirio cilíndrico de más de cinco centímetros de diámetro, cubre la parte inferior con un listón grueso decorado y sobre él coloca algunos brotes de flores artificiales, y acompáñalo con un libro o un florero de cristal con agua dura que lleve las mismas flores

Si está en un recipiente de otro material, arma una composición de velas, flores (puede ser una jarra blanca con ranúnculos rosas, por ejemplo) y disponlos sobre una base rústica de madera. El detalle será delicado e iluminará la habitación. 

Cualquiera que sea el complemento decorativo que elijas, estos toques de shabby chic en una habitación de niñas generarán una atmósfera tierna y cándida, donde se sentirán relajadas y amadas, pues el color rosa que predomina en este estilo inglés influye directamente en los sentimientos de quien lo contempla, convirtiéndolos en suaves y amables. 

Estas son sólo algunas ideas que puedes retomar para replicar el encanto de las campiñas inglesas, sin embargo, como sabes, la imaginación es el límite y puedes renovar la vista de otros objetos vintage con este estilo inglés. Pero si requieres de algún tipo de asesoría contacta a nuestro equipo de expertos, quien estará encantados de ayudarte a crear nuevas ideas. 

Ahora sí, ¡hasta pronto!


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados