LO QUE NO CONOCÍAS DE LOS SIMBOLOS Y SINIFICADOS DE LA CORONA DE ADVIENTO

Dale la bienvenida a la Navidad con una corona de Adviento

 

Lo que no conocías de los símbolos y significados de la corona de Adviento

 

El adviento es una tradición judeocristiana que anuncia la llegada de la Navidad; se representa mediante una corona de hojas verdes decorada con manzanas rojas y acompañada de cuatro velas que se encienden una a una, cuatro semanas antes de la Nochebuena. 

El vocablo adviento proviene del latín y significa venida, porque los fieles esperan la llegada de Jesucristo a la tierra.

Esta costumbre tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno en señal de esperanza de que volviera la primavera. Los misioneros utilizaron la tradición para evangelizar a las personas y propagar la fe católica.

 

Simbolismo de la corona de Adviento

La corona de Adviento contiene diversos significados y símbolos católicos, que con el paso del tiempo se van olvidando, sin embargo, aquí retomamos algunos de ellos y los desglosamos:

 

Círculo

Es una corona circular porque representa el infinito. Esta forma geométrica simboliza el amor de Dios que es eterno, es una forma de referir la reciprocidad entre la Divinidad y los fieles.

 

Ramas verdes

Es el color de la esperanza. Aunque en un principio los paganos recolectaban hojas verdes para llamar la primavera durante el invierno, en la tradición judeocristiana simboliza la petición del perdón de los pecados y la gloria eterna después de la muerte.

 

Cuatro velas

La tradición dicta que se colocan tres velas moradas y una rosa en los cuatro puntos cardinales de la corona. Las de color morado representan el espíritu de vigilia y el tiempo de penitencia que los fieles mantienen antes de la llegada de Cristo; la rosa simboliza el gozo por la cercanía del nacimiento de Jesús.

Las velas invitan a reflexionar sobre la oscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios, sembrando con la luz una esperanza de salvación.

 

La costumbre dicta que primero se prenden las velas moradas y al final la rosa.

 

Manzanas rojas

Las coronas de Adviento se adornan con manzanas rojas para representar los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva, recordándonos que somos producto del pecado original.

 

Listón rojo

Representa el amor a Dios y el que devuelve a sus devotos.

Estos son los elementos fundamentales de la corona de Adviento; si deseas colocar una en tu hogar procura conservarlos.

 

Guía para el ritual para colocar la corona de Adviento

 

Debido al destacado significado que tiene la corona de Adviento para los fieles católicos el ritual de encendido se debe realizar con devoción. Si sigues estos consejos lograrás armonizar tu hogar conviviendo con tus seres queridos.

 1. Invita a tus hijos, nietos o sobrinos a armar y decorar la corona de Adviento. Puede ser una oportunidad de compartir con ellos su significado y de explicarles la tradición.

 2. Consensua en familia el sitio donde se colocará la corona. Recuerda que debe ser un lugar muy especial, vistoso y de preferencia fijo.

 3. Establece un horario para encender las velas y convoca a tus seres queridos al ritual religioso. Averigua cuáles son las oraciones que deben acompañar el encendido de cada vela. 

4. Prepara una cena para suceder el encendido de cada vela. Como si Jesús fuera un invitado a la casa, invita a tus familiares a una cena deliciosa que recuerde el amor de Cristo a sus fieles 

 5. Involucra a todos tus seres queridos en las actividades del Adviento. Es muy importante que se sientan involucrados en la ceremonia.

     

    Les puedes pedir que limpien el lugar donde colocarás la corona de Adviento, encender y apagar las velas, cantar un villancico o dirigir la oración. Así se sentirán integrados y partícipes de esta tradición.

    Aunque actualmente encuentras una gran variedad de coronas de Adviento en el mercado, puedes elaborarla en familia, ya sea en una versión natural o artificial. Si eliges la natural usa ramas de abeto o pino para impregnar con su aroma tu hogar, de lo contrario, sustituye las ramas por materiales artificiales.

    Una de las ventajas de armarla tu misma es que tienes libertad de elegir el estilo, siempre y cuando conserves los elementos principales, como las velas, las manzanas y el listón rojo. Puedes complementarlo con otros adornos, si así lo deseas.

    La corona de Adviento es un elemento muy utilizado entre las familias católicas, incluso entre las que practican otra religión, porque destaca como un adorno que se cuelga en las puertas o se coloca en la mesa para darle la bienvenida a la Navidad.


    Compartir esta publicación