UN CÁLIDO HOGAR ESTILO NÓRDICO, MUY MASCULINO

Recientemente, Antonio, uno de mis mejores amigos, me visitó en el showroom de Masarta para pedirme un consejo: acababa de remodelar su casa y la había decorado con un exquisito estilo nórdico. Arriesgado, como había sido siempre, Antonio sustituyó el color blanco por el negro como el protagonista de la decoración para atribuirle fuerza y carácter a su nuevo hogar, ¡y lo logró! 

La casa de Antonio lucía impecable, sobria y elegante, digna de un amante de la decoración, con un refinamiento bárbaro, sin embargo, se sentía fría y sin espíritu. 

Es cierto que esta casa era la más chic que había visto últimamente: líneas depuradas, muebles minimalistas, textiles, accesorios en formas geométricas. Sencilla, elegante y práctica. Una joya para un hombre que permanece largos periodos fuera de casa, pero ama encontrar a su regreso una morada de ensueño, en perfecto orden. 

Pero había “algo” que la hacía sentir como vacía, sin espíritu. 

Es cierto que el black & withe es el mix más chic de la decoración. El negro derrocha elegancia y es una elección ideal para la versión masculina del estilo escandinavo, pero en altas dosis transmite solemnidad y marca distancia. Quizá por eso la vivienda se sentía impersonal. 

Antonio sabía de mi trayectoria como decoradora de interiores y de mi especialización en decoración con plantas y flores artificiales, así que me contactó. Planeamos una cita y la visité. Él es un anfitrión fabuloso, cualidad que debía reflejarse en su hogar al que suele invitar amigos y clientes. Después de revisar cada una de las estancias me di cuenta que faltaba uno de los aspectos básicos del estilo escandinavo: ¡el guiño natural! 

Antonio había evitado poner ciertos detalles que le dieran vida a cada rincón, como arreglos florales. Los materiales orgánicos como las maderas, los textiles en colores crudos o materiales como manta y algodón, y las plantas (artificiales o naturales) conectan cada uno de los elementos de la decoración nórdica. Rompen con la rigidez del black & withe y neutralizan los colores y los materiales. 

Mi amigo tenía la falsa creencia de que los arreglos florales eran muy femeninos y, a veces, caían en lo cursi. Ignoraba que actualmente existen diseños innovadores que resaltan la masculinidad de los espacios y aportan calidez a las estancias, aportando elegancia. Como era lo que faltaba en su casa, nos pusimos manos a la obra. 

Empezamos por la sala. Coloqué unos brotes de color greenery –el favorito de Pantone para el 2017- con frondosos follajes de vid en floreros de cristal minimalistas sobre la mesa de centro y cerca de la ventana. Jugué con los tamaños, de no más de 30 centímetros de altura, para otorgarle un efecto de movimiento y liberar la mirada. La sala es el espacio destinado a la conversación y la decoración no debe interrumpir el intercambio de miradas. 

Lo que parecía un ambiente frío y distante había adquirido un toque acogedor y cálido. Los materiales naturales como la madera y la vegetación aluden al calor que se genera en el interior de los hogares escandinavos y contrarrestan la hostilidad del invierno. 

Una vez que encontramos la fórmula continuamos con los demás ambientes. En el recibidor coloqué un florero de cristal de varas largas con algunos tallos altos de flor de ajo y un poco de follaje. La altura de los tallos en este espacio es muy importante porque simboliza los brazos abiertos que dan la bienvenida. La madera inspira calidez y el violeta de las flores de ajo es un color mixto, relajante y sutil que despierta la sensibilidad de quien lo admira. Si la decoración ya era perfecta este detalle cambió radicalmente la atmósfera de la entrada. 

En la cocina coloqué algunos frascos de conservas que encontré en la alacena, les puse tierra artificial y coloqué follajes cortos también artificiales. La decoración con imitaciones de la naturaleza es una alternativa idónea para hombres como Antonio, que no disponen de tiempo para cuidar la vegetación natural. 

El cuarto de baño también es importante. Añadí pequeñas macetas de cerámica blanca con follajes colgantes y las distribuí en lavamanos, estantería, paredes, tina y pisos. ¡Es increíble lo que el verde puede logar en un ambiente de alto contraste como una decoración black & withe estilo escandinava! 

Finalmente, me dirigí al dormitorio. Este recinto es el como el corazón de un hogar, por lo que debe tener encanto. Afortunadamente la habitación de Antonio es muy luminosa y cuenta con unas vigas de madera en el techo que la hacen acogedora. El cambio estuvo orientado al romanticismo: fue el único espacio en el que me atreví a colocar flores. Pero un bouquet de peonías blancas sobre un recipiente negro de metal no tiene por qué ser exclusivamente femenino. 

La peonía representa, tradicionalmente, el romance y la prosperidad; simboliza el matrimonio feliz y la buena fortuna. Así que es una flor magnífica para la habitación de un hombre soltero: llama al amor y al éxito. ¿Habría otra forma mejor de culminar la decoración nórdica del hogar de un hombre exitoso y soltero? 

Mi mayor satisfacción fue ver el rostro de mi amigo Antonio sorprendido por los cambios. Después de colocar cada detalle la decoración parecía cobrar otro sentido y la invitación a pasar momentos agradables en ese lugar estaba abierta a los visitantes. No perdió sobriedad ni carácter, y ganó calidez. Creo que invitarme a su casa para darle una ayudadita fue un acierto de mi gran amigo Antonio. Hoy más que nunca lo vi feliz en su dulce hogar escandinavo. 

¿Quieres compartir con nosotros tus anécdotas de decoración? 


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados